Mitos y leyendas

Occidente: Son numerosas las citas que podemos encontrar en las diferentes mitologías occidentales en donde se pone de manifiesto la extraña asociación entre las libélulas y el diablo. Por ejemplo, en la mitología germana eran asociadas con Freyja, diosa del amor, la riqueza y la poesía erótica, la cual se le reverenciaba el día viernes; pero un decreto católico del año 775 d.c. ligó a esta diosa con la maldad, y con ella, a los odonatos para luchar contra el paganismo.
Una explicación más de ello la hallamos en la mitología cántabra según la cual, “los Caballitos del Diablo” surgen en la mágica noche de San Juan, y son grandes libélulas que surcan la noche en busca de los tréboles de cuatro hojas que comen para evitar que los mortales los encuentren y les den fortuna y salud. Las leyendas y supersticiones señalan que estos caballos provenientes del infierno, en realidad eran hombres que, por sus pecados, perdieron su alma y se vieron obligados a recorrer Cantabria por el resto de la eternidad.

En ciertas regiones francesas se le atribuía la facultad de lanzar veneno a los ojos de sus perseguidores, en otras se decía que su mordedura era tan peligrosa como la de una salamandra (que, por cierto, no es nada peligrosa). E incluso se pensaba que si una persona era agredida por una libélula, necesitaba que se le amputase la parte afectada, si deseaba evitar la muerte. En Irlanda, Italia y Escocia se consideraban brujas que vivían en el bosque. Mientras que en Estados Unidos se tenía la superstición de que las libélulas son capaces de coser la boca (algunas veces los oídos y los ojos) de los niños mentirosos.

 


Oriente: La concepción occidental que se tiene de los Odonatos ha estado ligada principalmente con el mal, sin embargo, la percepción que se tiene de ellos en oriente es bien distinta. Así, en Tahití los insectos son considerados como agentes misteriosos de los dioses y espíritus, sobre todo las mariposas, polillas, grillos y libélulas. Otro mito, esta vez de origen hindú, indica que el alma de una persona muerta se transforma en libélula, la cual puede esperar en la naturaleza para renacer en otra persona.

En diversas poblaciones de China las libélulas simbolizan la debilidad y fragilidad, pero también son consideradas benéficas y favorables en los campos de arroz. Además, eran usadas para elaborar “mejunjes” por su supuesto poder afrodisíaco.En Japón son consideradas símbolo de victoria, felicidad, fuerza y coraje. Cuenta la leyenda que el emperador Yuryako Tenno, se encontraba cazando en una llanura, y un tábano se posó en su brazo y le picó. En ese momento apareció una libélula que se deshizo de él. En honor a ella, el emperador llamó a la zona Akitsu-no (llanura de la libélula), y, según las crónicas, de ahí surgió el antiguo nombre de Japón: Akitsu Shima (Las Islas Libélula). 



Referencia a esta publicación:

Herrera, T. 2010. Los habitantes del agua: odonatos. Junta de Andalucía http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/portal_web/agencia_andaluza...
 

Wed, 2014-12-10 14:16 -- ABA6
public://pictures/picture-2-1415835206.jpg
Scratchpads developed and conceived by (alphabetical): Ed Baker, Katherine Bouton Alice Heaton Dimitris Koureas, Laurence Livermore, Dave Roberts, Simon Rycroft, Ben Scott, Vince Smith