Cabeza

La cabeza es bastante voluminosa, superando en tamaño al tórax, y presenta una gran movilidad. El aparato bucal es de tipo masticatorio con poderosas mandíbulas provistas de dentículos puntiagudos, característica que le da nombre al grupo. Los ojos muestran un notable desarrollo llegando a ocupar casi la totalidad de la cabeza uniéndose incluso en la parte superior de la misma (anisópteros excepto gónfidos), mientras que las dos antenas filiformes son muy cortas y poco desarrolladas, puesto que la vista es el sentido más importante de los odonatos. También aparecen, entre los dos ojos compuestos, tres ocelos u ojos simples.

Detalle de la cabeza de una libélula.

A la hora de hablar de la cabeza, es esencial diferenciar entre caballitos del diablo (Zigópteros) y libélulas (Anisópteros) por la diferente morfología que presentan cada uno de los dos subórdenes.

 

Los caballitos tienen unos ojos compuestos de pequeño tamaño, situados a ambos lados de la cabeza dando apariencia de martillo. Esta separación de los ojos deja paso a un amplio espacio entre ellos denominado vértex,  donde se localizan tres ojos simple u ocelos (dos ocelos posteriores o laterales de menor tamaño y un ocelo anterior, de mayor tamaño). Insertados en una estructura triángular.

La zona posterior del vértex que queda unida a la parte lateral de los ojos se denomina occipucio donde se localizan las manchas postoculares las cuales adquieren diferentes colores y tamaños, permitiendo diferenciar  algunas especies. Las antenas, discretas, están formadas por 7 artejos filiformes (a veces 6) donde el segmento basal presenta un mayor grosor, insertándose en la sutura o línea que separa el vértex de la frente. Bajo la frente se dispone una estructura semicircular hacia delante llamada clípeo que se divide en: postclípeo, la zona superior y anteclípeo la zona inferior.     

De esta forma, el clípeo junto con el labro, situado bajo éste, forman una cubierta protectora de las estructuras mandibulares compuestas por un par de fuertes mandíbulas dentadas, un par de maxilares y finalmente el labio  que protege la cavidad bucal.

La cabeza de las libélulas es mucho mayor y más pesada adquiriendo una forma globular. Los ojos, de mayor tamaño que en los anteriores, ocupan gran parte de la cabeza y llegan a estar unidos en algún punto, excepo en la familia Gomphidae donde los ojos están totalmente separados. Por la posicion y superficie que ocupan los ojos el triángulo occipital queda reducido a un pequeño espacio. El vértex se ve notablemente reducido no sólo por la posición de los ojos sino por la prominente frente que presenta este subórden, dejando un espacio reducido para la inserción de antenas y los ocelos. Tanto el clípeo y el labro adquieren un tamaño mucho mayor que en los caballitos ya que las mandíbulas están más desarrolladas para la captura de insectos de mayor tamaño.

Los ojos de los odonatos son uno de los sistema de visión más especializados, llegando a tener en algunos ésnidos hasta 30000 facetas oculares en cada ojo, lo que les permite captar gran cantidad de luz para desarrollar una visión de gran calidad. Además del número de facetas, hay que destacar la disposición de los ojos y la movilidad de la cabeza que les capacita para tener una visión de casi 360°.

En la cabeza se insertan un gran número de vellosidades sensoriales situadas principalmente en la zona occipital y la frente. 

Referencia a esta publicación:

http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/portal_web/agencia_andaluza... y http://extremambiente.gobex.es/files/biblioteca_digital/atlas_odonatos.p...

Mon, 2014-12-08 18:23 -- ABA6
public://pictures/picture-2-1415835206.jpg
Scratchpads developed and conceived by (alphabetical): Ed Baker, Katherine Bouton Alice Heaton Dimitris Koureas, Laurence Livermore, Dave Roberts, Simon Rycroft, Ben Scott, Vince Smith